Sostenible y singular: así será el nuevo Espai de la Música de Castelló

La Conselleria de Educación activó este martes el concurso de ideas para el diseño del futuro Espai de la Música de Castelló que albergará los tres conservatorios de música y danza de la ciudad frente a la Ciutat de la Justícia.

Lo hizo con la publicación del pliego de condiciones en la Plataforma de Contratación del Sector Público y el arranque del plazo de presentación de candidatos, que se alargará hasta el próximo 20 de febrero. La actuación en su conjunto, como recogió este diario, prevé una inversión de hasta 50 millones de euros, según concretó la consellera, Raquel Tamarit.

El proceso se articulará en dos fases. La primera evaluará únicamente criterios objetivos de solvencia de los candidatos, siendo mínimo cinco y máximo 20 los que resultarán escogidos.

En la segunda fase ya se pasará a analizar el proyecto en sí mismo. Los escogidos tendrán otros 60 días de plazo para aportar su propuesta. A partir de aquí, Educación priorizará a la hora de seleccionar el mejor planteamiento cuestiones como la sostenibilidad y la aportación de soluciones medioambientales innovadoras o el carácter singular de la edificación, valorando que se represente con la ciudad y se erija como referente cultural.

Peticiones

También consta que se tengan en cuenta las necesidades enumeradas por la Generalitat, dando muchas de ellas solución a las reivindicaciones de los centros que albergará el espacio.

La opción favorita recibirá 36.300 euros y resultará la adjudicataria de la redacción del proyecto, con un importe de 2,2 millones de euros. En concreto, el Espai de la Música tendrá capacidad para 1.576 alumnos entre el Conservatorio Elemental y Profesional de Música Mestre Tàrrega (700), el Elemental y Profesional de Danza (376) y el Superior de Música Salvador Seguí (500 plazas).

Entre las dependencias a construir se incluye, por un lado, el aulario específico de cada centro para que cada uno desarrolle su actividad sin interferencias. El equipamiento contempla espejos, suelo especial o aislamiento, además de perspectiva de género en la distribución de espacios. Además, se dispondrá de un auditorio con 400 plazas y una cafetería común, que se ubicará en la zona destinada a la administración.